Volver a casa…

 

Volver a casa es la idea más clara que entre risas y lágrimas pensaba durante cada monólogo de estos Venezolanos Desesperados.   Con dos años fuera de mis país no pude contener mi deseo de cerrar los ojos y estar de vuelta… con mi familia, con mi gente. A fin de cuentas creo que correr por toda la ciudad con mi mami detrás de un pollo, es más divertido  que tener 4 pollos pero sin nadie con quien compartirlos.

No estoy tratando de hacer drama por una situación que yo misma elegí, por eso antes de cualquier comentario ofensivo, como todos los que leo frente a los venezolanos que deciden irse. Lo siento… y pido perdón a cualquiera que le ofenda mi partida y la partida de todos los venezolanos, hoy regados por el mundo.

Nos hizo falta luchar, nos cansamos y decidimos  no ver atrás

Pero como una amiga dice » Son tan valientes los que se van como los que se quedan»  y es cierto. Hoy mientras mi hermanos venezolanos están buscando harina pan, café, azúcar, pañales… Nosotros estamos buscando empleo, sin papeles, sin familia, vendiendo arepas o donas. Nos Enfrentamos a un mal mundial como la discriminación, el desprecio por ser inmigrantes, eso vivimos todos los días.

#VenezolanosDesesperados es una pieza teatral totalmente emotiva que te hace querer acortar distancias. Con estos grandes actores de la televisión venezolana, seguramente se fueron muchos saludos, abrazos y palabras que no podemos decir con tantos kilómetros de por medio.

Estoy segura que con Daniela ( después de verla llorar en camerinos por el video «volver a casa «) se fueron nuestras ganas inmensas de salir corriendo a abrazar a nuestra familia.

Estoy segura que con Hilda, Astrid, Jean Carlos, Amanda y María Gabriela se fueron las lágrimas  de un adiós y la esperanza de un HASTA LUEGO.

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.